SUSCRÍBETE
Si no encuentras lo que estás buscando:

PEUGEOT 106 SEGUNDA MANO

ordenado por:
PEUGEOT
106
QUITAR TODOS LOS FILTROS
PEUGEOT 106 1.0I
1 foto
3.200 €

PEUGEOT 106 1.0I

2002
87.000 km

Gasolina

Pontevedra

CONTACTAR
PEUGEOT 106 SPORT 1.4
1 foto
3.500 €

PEUGEOT 106 SPORT 1.4

2002
-

Gasolina

Pontevedra

CONTACTAR
Si no encuentras el coche de ocasión que buscas, somos profesionales. ¡Te ayudamos!
SUSCRÍBETE

PEUGEOT 106 DE OCASIÓN CONCESIONARIOS Y PARTICULARES

peugeot 106 de segunda mano

Peugeot 106 de segunda mano, fiable y económico


Cuando nos disponemos a comprar un coche, debemos pensar en muchas cosas. Hay que preguntarse, por ejemplo, qué tamaño vamos a necesitar, que consumo estamos dispuestos a asumir, cuanto tiempo queremos que nos dure, etcétera. Para aquellos que quieran comprar un coche barato para que les lleve y les traiga al trabajo o por la ciudad, aquellos que acaban de sacarse el carnet y quieran un coche con el que iniciarse, algún joven que quiera un vehículo resultón, el Peugeot 106 de segunda mano es el coche ideal. Pero, ¿será de fiar este vehículo?. Veremos a continuación por qué podemos decir un rotundo sí.



PEUGEOT 106 DIESEL Y GASOLINA, BARATOS

peugeot 106 de ocasión

Peugeot 106 de segunda mano, razones de peso para elegirlo


A continuación trataremos de disipar la duda de si debemos comprar un Peugeot 106 de ocasión, basándonos en diferentes puntos que hacen de este vehículo uno mejor que los de sus segmento.


  • Fiabilidad. La fiabilidad de este automóvil ya estaba más que probada cuando se comenzó a comercializar en el año 1991. ¿Por qué decimos esto? Podemos hacer la afirmación porque es un vehículo creado a partir de otros que ya han dado buen resultado. Por ejemplo, es difícil no darse cuenta de que gran parte del vehículo, salvo el frontal, es igual que el Citroën Saxo. Los laterales y la parte trasera se confunden en uno y otro. Al ser el primer sucesor del Peugeot 205, podemos esperar que sea muy parecido en el resultado. En cuanto al motor, es en parte, el mismo que el de otro Citroën mítico, reconocido por su mecánica sencilla e indestructible, el Citroën AX. Con una combinación como esta de vehículos el resultado sólo podía ser bueno. Así es el Peugeot 106, con una mejora de calidad de la mano de Peugeot.


  • Tamaño. Es muy compacto. Esto es ideal para aquellos que lo quieran para moverse por poblaciones. Los asientos delanteros están bastante pegados uno a otro, sin embargo los dos ocupantes pueden ir cómodamente sentados. La parte trasera es muy reducida, a pesar de que disponga, según la versión, de cinco puertas. Así que los adultos irán un tanto incómodos, aunque para un apuro no está mal. Sin embargo está genial para poner dos dispositivos de sujeción para los más pequeños. El maletero, tiene capacidad para las bolsas de la compra u otros bultos de reducidas dimensiones. Perfecto para el uso que se supone se le dará al automóvil. A la hora de aparcar no va a haber problema. Su reducido tamaño lo hace perfecto para la ciudad. Si por trabajo u otras razones nos movemos por la urbe constantemente, presumiremos de aparcar allí donde los demás ni se lo plantean.


  • Consumo. Lo que se busca, o se espera en un coche pequeño, es que el consumo sea reducido. Esto ocurre con el Peugeot 106 de ocasión. Su motor pequeño se compensa con el gasto de combustible. A pesar de que la mayoría disponen de motores pequeños, también es cierto que los hay con motorizaciones que parten desde 1.0 litros y 50 CV, hasta uno de 1.6 con 120 CV, en gasolina y de 1.4 y 1.5 litros y 58 y 59 CV en diésel. No son muchos CV en comparación a otros, pero hay que pensar que no pesan mucho y eso hace que con motores pequeños se logren buenos resultados.

Comprar un Peugeot 206 de segunda mano


Está claro que la mayoría de las veces la motivación principal para comprar un coche de segunda mano y no uno nuevo es su precio. Si nuestro presupuesto es limitado es evidente que nuestro destino tiene que ser el mercado de ocasión.


Otra de las razones puede ser que por infinidad de motivos deseemos cambiar de coche con frecuencia. En ocasiones la razón puede ser que busquemos un coche de gama alta y que nuevo no nos lo podamos permitir.


El mercado de segunda mano nos ofrece infinidad de opciones adaptadas a todos los presupuestos por lo que nos deja tener una mente más abierta y aspirar a diferentes coches con distintas características.


Es cierto que comprar un coche de segunda mano puede ser más arriesgado que hacerse con uno nuevo, pero mucha gente realiza este tipo de operaciones cada año y con gran éxito por lo que podemos decir que no es hacer puenting ni mucho menos.


En el mercado de ocasión cuanto más buscado sea el vehículo más importe pagaremos por él, mientras que si somos originales y apostamos por modelos menos demandado podremos optar a más chollos.


Uno de los retos a los que se enfrenta el comprador del mercado de segunda mano es a tener una información limitada y en cierto sentido interesada del vehículo que va a comprar.


Es decir cuando vamos a cerrar la operación y adquirir nuestro Peugeot 106 de segunda mano en principio solo sabemos aquello que nos dice sobre el coche el vendedor, quien tiene bastante más conocimiento del estado del coche que nosotros, pero que como es lógico si no le resulta conveniente es probable que no quiera revelarla.


Por lo que siempre el primer consejo es que seamos observadores y exijamos además al dueño del vehículo el llevar el coche a un taller de nuestra confianza. Su opinión profesional es la que mejor va a mostrarnos si estamos haciendo una buena compra o no o si estás pagando lo justo por el coche.


También nosotros podemos ser observadores y fijarnos en el estado del coche y en la manera de conducir de su dueño, algo muy interesante de observar. Salvo que sea muy sagaz y caiga en el hecho de que podemos hacernos una idea de sus formas al volante, revelará su trato al coche durante el tiempo que ha estado en sus manos.


Es cierto que aunque efectuemos la compra a un particular contamos con algunas garantías, por ejemplo reclamar si nos damos cuenta que tenía un fallo oculto, recurrir a la justicia es lento y caro, por lo que vale más tomar todas las precauciones posibles antes de terminar la transacción.


No debemos pasar por alto que todo el papeleo que acompaña a la compra de un vehículo es mejor dejarlo en manos de profesionales, se puede pactar el pago de estas gestiones entre comprador y vendedor. Pero nuestro consejo es que acudas a una gestoría y que no entregues dinero hasta que no esté todo atado y bien atado.


Comprar un Peugeot 106 de ocasión es una gran idea, tienes que ser precavido y no dejar nada al azar, si así lo haces disfrutarás de tu compra y te evitarás un gran número de quebraderos de cabeza.




PEUGEOT 106 de segunda mano en CoruñaPEUGEOT 106 de segunda mano en LugoPEUGEOT 106 de segunda mano en OurensePEUGEOT 106 de segunda mano en Pontevedravehículos industriales de segunda manomotos de segunda mano

Coches, motos y vehículos industriales de segunda mano

Si no encuentras lo que estás buscando:
SUSCRÍBETE
Exclusivas Publicitarias del Noroeste S.L. Carretera de Camposancos 115 - interior. C.P. 36213 – Vigo – Pontevedra
Teléfono: 986 22 08 03. Correo electrónico: webbuscocoches@gmail.com
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración de su navegador, en nuestra Política de Cookies.
X