SUSCRÍBETE
Si no encuentras lo que estás buscando:

CITROËN JUMPY SEGUNDA MANO

ordenado por:
CITROEN
JUMPY
QUITAR TODOS LOS FILTROS
CITROEN JUMPY FURGON HDI L1H1
1 foto
11.000 € + IVA

CITROEN JUMPY FURGON HDI L1H1 (90 CV)

2013
99.952 km

Diesel

Pontevedra

CONTACTAR
Si no encuentras el coche de ocasión que buscas, somos profesionales. ¡Te ayudamos!
SUSCRÍBETE

CITROËN JUMPY DE SEGUNDA MANO DE CONCESIONARIOS, COMPRA-VENTAS Y PARTICULARES

Citroën Jumpy de segunda mano

Citroën Jumpy de segunda mano, una furgoneta sorprendente


Muchas personas necesitan un vehículo de trabajo que ofrezca el máximo espacio pero que a la vez no sea excesivamente grande, para así poder desenvolverse por la ciudad. La marca francesa ha pensado en esta necesidad y ha creado un modelo capaz de ofrecer el máximo almacenamiento con unas medidas compactas. Es posible encontrarla en el mercado de ocasión a muy buen precio. Hablamos de la Citroën Jumpy de segunda mano. Una furgoneta con un tamaño excepcionalmente útil y detalles sorprendentes.


Citroën Jumpy de segunda mano, características


Destacaremos a continuación unos cuantos puntos fuertes de este vehículo basándonos en el último modelo que ha salido al mercado. Algunos de los elementos que comentaremos vienen de serie según la terminación escogida, pero no todos, por eso habrá que informarse previamente, preguntándole al vendedor, de si tiene esa característica.


  • Dimensiones. Para que comencemos a hacernos una idea real, decir que el modelo actual de esta furgoneta utiliza como base la plataforma modulas del C4 Picasso. Existen tres versiones; XS, M y XL, que se corresponden a 4,60 metros la primera, 4,95 metros la segunda y 5,30 metros la tercera. Dependiendo del tipo de bultos que vayamos a transportar nos interesará una u otra. En cuanto a la altura, las dos primeras miden 1,90 metros, mientras que la segunda tiene 3 cm más. Es decir, no existe el problema de tener que descargar la mercancía obligatoriamente en la calle, ya que podrá acceder a la mayoría de los garajes y parkings. Una gran ventaja sobre aquellas que son más altas y uno de los aspectos que la identifican como un modelo polivalente, para uso en la ciudad o fuera de ella. Si pensamos movernos por la urbe, las medidas podrían convencernos de adquirir una Citroën Jumpy de ocasión.


  • Robustez. Eso transmite este automóvil, su frontal elevado y gran paragolpes, unidos al hecho de que es capaz de enfrentarse a las circunstancias laborales más duras y que puede transportar en su amplio compartimento de carga hasta 1.400 kg de peso, dan como resultado una furgoneta con mucha fuerza.


  • Fiabilidad. Podemos afirmar sin miedo a confundirnos que la la Citroën Jumpy de ocasión es una gran compra por su fiabilidad. Su motor y el resto de los componentes son de la mejor calidad y si el trato ha sido el adecuado, tenemos garantizados muchos kilómetros con este vehículo.


  • Diseño. Tiene uno de esos diseños que llaman la atención. Es una mezcla entre SUV, turismo y furgoneta. Las líneas son modernas y elegantes, nada vulgares. Realmente es de las que más destacan favorablemente en este aspecto.


Citroën Jumpy de ocasión furgón y combi

Citroën Jumpy de ocasión


  • Seguridad. Además de airbags, abs y otros sistemas básicos y presentes en todos los automóviles actuales, puede disponer de sistemas como el Regulador De Velocidad Adaptativo, que se adapta a la velocidad del vehículo que tenemos delante, ayudándonos a mantener una distancia de seguridad y a evitar colisiones. Otro podría ser el detector de ángulos muertos, que nos indica si hay un vehículo que no vemos en uno de estos puntos ciegos de visión. O el Active Safety Brake, que frenará automáticamente si detecta un obstáculo o peatón a velocidad inferior a los 30 km/h, o reducirá considerablemente la velocidad, en caso de frenazo, a velocidades superiores.


  • Consumo. La fuentes oficiales hablan de consumos de entre 5,1 y 5,5 litros a los 100 km. Muy buenos para un automóvil de estas dimensiones.


  • Accesibilidad. Es posible acceder al espacio de carga por puertas laterales que podrían disponer, si así lo escogió el comparador inicial, de apertura manos libres, para así poder usar las dos manos sin falta de depositar en el suelo los objetos para abrirla. Esto facilitará mucho el trabajo y evitará algunas situaciones apuradas.


  • Habitáculo pasajeros. En cuanto al habitáculo para los pasajeros, destaca la amplitud. También los huecos, que además de ser muy abundantes, también son amplios. Uno de ellos se encuentra bajo los dos asientos de los acompañantes. Son de tipo baúl y pueden albergar varios objetos de tamaño considerable, como botas de trabajo, una mochila pequeña y otros por el estilo. Otro detalle interesante es que el lateral del acompañante puede dejarse en posición abatida, manteniendo debajo un hueco ideal para portar objetos largos del tipo a tubos, listones o semejantes, de hasta 4 metros de longitud. Si se abate el central, nos encontraremos con una auténtica oficina móvil, ya que está preparado en la parte trasera como una mesa de oficina con antideslizante, para poder realizar los recibos o facturas y manejar nuestro portátil o tablet con comodidad. Por último mencionar que son tan cómodos como los de cualquier turismo, algo muy importante para quien pasa mucho tiempo al volante.


  • Tecnología. Está muy al día en este aspecto. Puede disponer de pantalla LCD vinculada con nuestro móvil e incluso con navegador integrado, tan necesario para los trabajadores hoy en día. La ayuda al aparcamiento nos indicará si hay algún objeto fuera de la vista y evitará los golpes tan comunes en el estacionamiento.


  • Combi. Para quien la quiera para el transporte de pasajeros hay una versión llamada Combi. Esta puede alojar hasta nueve personas, sin que esto suponga la pérdida del maletero. Si van a viajar solo seis, la última fila se puede eliminar y quedará un fabuloso espacio para lo queramos llevar.


  • Zona de carga protegida. Está claro que, por el uso al que vamos a destinarla, lo más normal es que se produzcan golpes y roces en el hueco de la carga. Por esta razón puede estar protegido de serie con al menos dos diferentes tipos de madera, así no tendremos que visitar frecuentemente al chapista para que se vea siempre bien.


  • Precio. Conseguir una Citroën Jumpy de ocasión no es caro. Claro está, dependiendo de lo moderna y de los kilómetros con los que la queramos el precio variará considerablemente. Eso sí, aún en caso de buscar una de las últimas, siempre será un gran ahorro respecto al precio de una nueva. Por ejemplo, una con 100.000 km y 5 años, nos puede costar unos 10.000 euros en adelante, muy poco dinero para un vehículo como este. Más antiguas y con más kilómetros las encontraremos desde 1.500 euros.


Como hemos visto, hay muchas razones para decidirse por una de estas furgonetas tan versátiles y duraderas. Si somos un poco precavidos a la hora de la compra y nos cercioramos de que se han pasado las revisiones correspondientes, no ha sufrido golpes de consideración y todos los elementos de mecánica están bien, sin duda disfrutaremos de nuestra Citroën Jumpy de ocasión por mucho tiempo.


CITROEN JUMPY de segunda mano en CoruñaCITROEN JUMPY de segunda mano en LugoCITROEN JUMPY de segunda mano en OurenseCITROEN JUMPY de segunda mano en Pontevedravehículos industriales de segunda manomotos de segunda mano

Coches, motos y vehículos industriales de segunda mano

Si no encuentras lo que estás buscando:
SUSCRÍBETE
Exclusivas Publicitarias del Noroeste S.L. Carretera de Camposancos 115 - interior. C.P. 36213 – Vigo – Pontevedra
Teléfono: 986 22 08 03. Correo electrónico: webbuscocoches@gmail.com
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración de su navegador, en nuestra Política de Cookies.
X